Entrevista: Enzo Gutierrez: Parte 1

Enzo Gutiérrez: “Quiero estar en el Centenario de O’Higgins”

Enzo Gutiérrez sabe lo mucho que es querido en O’Higgins. A punta de esfuerzo, talento y amor por la camiseta, ha logrado consagrarse como uno de los referentes del plantel en la actualidad. Y no niega de dicha condición, sino que más bien la resalta con orgullo, como mérito de él y su familia.

Oriundo de Charata, ciudad a 1300 kilómetros al norte de Buenos Aires, “El Enzo”, es fanático de Boca Juniors, pese a llevar el nombre de uno de los máximos ídolos de River Plate, Enzo Francescoli, gracias al fanatismo de su padre por “la banda sangre”. El mismo que lo guió y apoyó en esto del fútbol.

Sin embargo, su padre no fue el único presente en su desarrollo futbolístico. El “Flequi”, como era llamado en Argentina, no sólo muestra un agradecimiento infinito hacia él, sino que también a sus tíos, los mismos que lo recibieron en la capital trasandina, cuando partió rumbo al éxito. Con sólo once años, ellos se transformaron en un pilar fundamental en la vida del futbolista. Estos, junto a su madre, abuela y hermanos, fueron vitales en lo que es hoy por hoy.

A la entrevista llega relajado, comentando que su lesión ya está en franca recuperación, y por lo demás sorprendido, ya que un doble desgarro -uno de ellos de 10 cms.- no es fácil de recuperar tan rápidamente. Y es que lo que más odia en el fútbol son las lesiones, y por ello, lucha siempre por recuperarse lo más prontamente posible.

No niega que quiere volver a Europa y romperla en el viejo continente, sin embargo, sueña con poder salir campeón con la Celeste. Es de los que sostiene que logrando el primer título, muchos más llegarán, ya que O’Higgins está para ser una grande de Chile, no sólo por su hinchada, sino también por los triunfos y estrellas que vendrán.

Esta es la entrevista del hincha, realizada a Enzo Gutiérrez, un par de días antes del duelo contra Audax Italiano, donde en primera instancia, comenta de su niñez y lo difícil que fue llegar a estar donde está, además de su vida personal.

¿Cómo fue tu niñez, estando tan lejos de Buenos Aires, para llegar a Boca Juniors?

La verdad es que fue muy difícil, porque yo de chiquito llevaba la pelota a todos lados, me mandaban a comprar y yo siempre iba con la pelota, porque era lo que yo quería. Bueno, mi papá fue futbolista, y él siempre quiso que sea yo, lo que él no pudo ser. Él tuvo la posibilidad de jugar profesionalmente, pero no fue como uno quería. Digamos, por parte de mi abuela que no quería que se alejara de la familia; y él no quiso que pasara lo mismo conmigo, y bueno, gracias a Dios hoy estoy donde estoy, y todo gracias a él, porque sinceramente me tocó irme a los 11 años a Buenos Aires, a 1300 kilómetros de Charata, donde nací. Y para él y la familia, alejarse de un hijo fue muy fuerte…para todos. En su momento, los primeros dos años que me fui a Buenos Aires con mis tíos, la verdad es que me quería volver a mi casa, no quería saber nada. Por ahí fueron muchos momentos que lloraba, donde extrañaba a mi papá, mi mamá, mis hermanos…extrañaba a mis amigos que jugaba siempre en Charata. Pero hoy en día se valora el esfuerzo y el sacrificio que hice para eso y le estoy agradecido a mi papá.

¿Qué es lo que más te marca en esa infancia?

En ese periodo fue el alejamiento de mi familia, porque era algo que no entendía al principio, porque me fui a vivir con mis tíos, que yo no los conocía mucho. Estaban mi tío, mi tía y mis primos, que eran dos, los que me tuvieron ahí viviendo 9 años. Era como un hijo más para ellos. Aparte era muy difícil que viajaran mis padres a verme…nosotros no teníamos una situación económica buena, esa es la verdad; pero siempre, cuando tuvieran un tiempito y tenían el presupuesto para hacerlo, iban a verme. Así que es algo que valoro mucho y siempre trato de hacer lo mejor, y siempre pensando en mi familia, que fue la que me dio el apoyo, y digamos mi papá, que fue el que me inculcó esto.

¿Llegas a ser futbolista por opción o condición?

Yo creo que son en parte las dos cosas, pero más, es porque yo quería ser futbolista, sentía que tenía esas condiciones y mi papá veía eso, porque uno cuando es padre ve las condiciones que tiene el hijo. Más porque yo quería ser futbolista y hoy en día estoy agradecido al fútbol, ya que además conocí muchos amigos, conocí también a mi novia, que gracias al fútbol pude jugar donde la conocí (en Perú).

¿Cuándo sientes que decides ser futbolista definitivamente?

Cuando yo me fui (donde los tíos) tenía en la mente llegar a primera, jugar en la primera de Boca, jugar en la Bombonera y después ya ver lo que pasa, pero ese era mi sueño, jugar en la primera de Boca, y gracias a Dios se concretó, eso no me lo quita nadie. Fue algo muy difícil, los primeros años quería volver a mi casa, no quería saber más nada. Me quitó varias cosas, cosas de infancia, y yo no pude tener eso por temas futbolísticos. Pero bueno, todo esto se debe al fútbol.

¿Toda la familia es de Boca?

Mi papá es de River (risas por la paradoja), por algo me llamó Enzo. Me llamó Enzo, por Enzo Francescoli. Mi papá me puso ese nombre, porque yo soy del año ’86 y ahí Enzo era un ídolo para River, y mi papá me puso el nombre por eso.

¿Nunca pensó en llevarte a probar a River?

Lo pensó, pero pasa que mi tío con el que vivía, es fanático de Boca y cuando me fui para allá, mi tío dijo: “vamos a llevarlo a Boca”, y me llevaron a Boca y quedé ahí. (risas)

¿Cómo es en la actualidad la relación tu familia de Charata y Buenos Aires?

Bien. Siempre estamos en contacto. Ya este año, gracias a Dios, pude traer a mi mamá, a mi papá, a mi hermano, que querían que estemos todos juntos y conocer un poco lo que es Rancagua. Ya habían conocido lo que es Talca. Pero ellos lo que más querían era ir a la cancha, eso es lo que más les gusta, porque son muy futboleros…la pasión es el fútbol. Cuando vinieron fueron a Chillán (triunfo 3 a 2 a Ñublense) y estuvieron con la barra Celeste y a otro partido. Estuvieron esos dos partidos, y bueno, se tuvieron que ir. Pero seguramente, vamos a ver si clasificamos a los playoffs, si Dios quiere, si se da la opción, ojalá que puedan venir para ver ese momento, que sería tan lindo.

¿En tu círculo más cercano, a quién le dedicas goles?

Yo siempre le dedicó goles a mi abuela, que ella ya falleció, y siempre que hago un gol se lo dedico al cielo por ella. Cuando yo empecé en Charata, ella fue la que siempre me cuidaba. Era como el nieto preferido de ella, y todos mis tíos, mis tías, me decían lo mismo. Y bueno, en el momento que ella falleció, me tocó estar afuera y fue algo muy duro para mí…sinceramente fue duro, y uno por ahí, en el momento, tiene ganas de agarrar todo, se le pasan muchas cosas por la cabeza. Pero después con fuerza, con ánimo, creo que eso me dio más empujón para hacer las cosas mejor

¿Profesionalmente, cuál ha sido el mejor momento y el más difícil?

Profesionalmente, el momento más feliz, fue en el que debuté. Ese momento era muy feliz, porque no cualquiera llega a la primera de Boca a debutar con grandes jugadores y hacer, por ejemplo, una pretemporada con los profesionales…con Palermo, Guillermo, Riquelme…todos esos monstruos, que por ahí uno en ese momento decía, mira, estoy al lado de estos muchachos…es fue el momento más feliz, sinceramente.
Después, el momento más complicado, siempre digo que son el tema de las lesiones. Yo cuando estuve en Rangers el 2008, sufrí la fractura del quinto metatarsiano, estuve como tres meses afuera, y creo que ese fue el momento que más triste estaba y me sentía mal, en lo profesional…Y también el tema de mi abuela, que creo que fue algo muy duro. Hay muchos temas que son complicados, pero bueno, yo creo que son más alegrías que fracasos y espero que vengan muchas más en adelante.

En lo futbolístico, al “10″ de O’Higgins, no se le han dado las cosas fácilmente. Ha tenido que batallar en cada club en el que ha estado. No obstante, siempre ha podido salir adelante, pese a las adversidades. Aunque reconoce que su deuda es rendir en Argentina, para dar un salto a Europa…pero, reconociendo que antes quiere hacer cosas grandes con la Celeste.

¿Cómo fue ese paso de Boca Juniors a Manta, equipo que milita en la segunda división de Ecuador?

Fue complicado, porque en ese momento yo había debutado, bueno, después llegó otro técnico y compraron muchos jugadores y uno ve que por ahí las puertas se cierran, y la opción era irme. Yo quería progresar, tener continuidad en un equipo y ahí me tocó ir a Ecuador. Me dijeron la opción y es que no había otra. O quedarme esperar qué pasaba o irme, y yo decidí irme, porque quería jugar y quería estar en continuidad siempre. Igualmente no me arrepiento de nada.

¿Luego, cómo fue tu experiencia en el fútbol peruano?

Como experiencia en Perú, me tocó salir campeón. Por ahí, al principio no jugué mucho, después, al final, me tocó hacer mucho mejor el trabajo, ahí pude jugar un poco más. Pero lo importante es que tuve la experiencia linda, importante.

¿Cómo fue tu paso por Rangers, te sientes agradecido?

Al principio, los primeros seis meses no me podía adaptar, me quería ir. Es más, yo vivía con Cellerino (Gastón) y los dos nos queríamos ir. No nos sentíamos cómodos, no anduvimos bien. Y bueno, el técnico nos dijo “quédense, quédense, que las cosas van a andar bien…”. Y se dio así, nos quedamos seis meses más, hicimos las cosas bien, y hoy en día la gente nos sabe reconocer por ese campeonato que llegamos a semifinales.
Yo le estoy agradecido a Rangers, porque ellos me abrieron las puertas a hacer un buen campeonato, a ser reconocido futbolísticamente acá en Chile. Y el hacer ese buen campeonato, vinieron muchas ofertas de equipos entre los que estaba O’Higgins también, que habían hablado para venir el 2009, y me tocó irme a Portugal, que es otra cosa, que es Europa, sabemos lo que es, es un salto muy grande.

¿Cómo fue ese período complicado en Portugal y luego el descenso con Rangers?

Ahí, en Portugal, acostumbrarme fue muy difícil, estuve seis meses no más y me tocó volver, porque el técnico no me iba a tener en cuenta y yo siempre quiero jugar y estar presente, y no me tocó jugar mucho, creo que tres partido nada más. Volví a Rangers, en ese momento duro el 2009, que pasaron esas cosas (descenso por culpa de Del Solar). Igualmente, ellos no hicieron un buen primer campeonato, y después volví haciendo tres goles a “la Chile” (en el Nacional), son cosas que siempre voy a valorar. Y bueno, por culpas que pasaron nos tocó descender, y fue un error que se cometió. Pero la gente dice muchas cosas, “que Del Solar esto…”, no, acá hubo una equivocación que fue muy grande que hasta hoy todos se lamentan por eso, pero nada más.

¿Volver a Rangers luego de pasar por Portugal, fue un retroceso?

La verdad es que en su momento no quería volver. Uno pega el salto a Europa, y volver es un retroceso, esa es la realidad. Pero en sí, mi representante, el técnico, me insistía en volver. Y bueno, no sé por qué me convencieron y tuve que venir (risas). Eso es lo que me dijeron todos, que no tenía otra. Qué iba a hacer yo, seguir cobrando el sueldo y no jugando. Pero no me arrepiento de haber vuelto.

¿Te gustaría volver a Boca?

Sí. Yo siempre he dicho que quisiera volver al fútbol argentino. Es una meta que por ahí me pongo, porque es un campeonato muy peleado, con una vitrina muy grande, que si andas bien te pegas un salto muy grande hacia Europa también. Pero eso con el tiempo se verá. Por ahora estoy contento acá en O’Higgins, gracias a Dios todos me tratan muy bien. Estoy con mi novia feliz acá. Y la ilusión mía es tratar de llegar a los playoffs y salir campeón. Eso es lo que uno siempre quiere. Pero hay que ser realista. Esperemos que con el tiempo podamos hacer esa ilusión y ese sueño que tenemos todos.

¿Cuál ha sido el mejor técnico que has tenido en tu carrera?

Yo el mejor momento que anduve fue en Rangers del 2008, con Del Solar. El año pasado a final de campeonato, también acá. No sé si llamarlo el mejor técnico, pero quien me ayudó mucho fue Del Solar. En sí, siempre le estoy agradecido, porque me enseñó muchas cosas. Y después el Fantasma Figueroa cuando llegó, me dio la confianza necesaria para que yo sea protagonista y resalte en lo que es hacer goles. Él cuando vino me dijo, “vos vas a meter tantos goles” y yo me reía y decía, “ya, ya, dale”. Y bueno, al final terminé haciendo lo goles que él había dicho, porque me puso una posición en la que me gustaba a mí y me sentía cómodo.

¿Cuál ha sido el mejor compañero y gol más gritado?

Cuando estuve en Rangers, fue Gastón Cellerino. Yo viví con él, estuve en Perú con él. En sí, yo lo traje a Rangers, porque me preguntaron por un “9″ y lo nombré a él. Y acá en O’Higgins, bueno, siempre con Samuel (Teuber), andaba para todos lados, y nació una amistad.
En cuanto a los goles, todos los tomo con alegría. Pero me acuerdo del partido que jugamos con Católica, el uno a cero (2010). Ahí quedamos punteros, y capaz que fue el que más grité. De ahí vinieron otros, como el del Nacional (uno a cero sobre U. de Chile).

En O’Higgins, ya es un referente. No obstante, su llegada fue difícil…estuvo a punto de llegar a Huachipato. Pero hoy, ya en Rancagua, tiene una sola ilusión: salir campeón. Aunque tenga ganas de emigrar al extranjero, primero quiere consagrarse en la Institución y trascender en la historia del club, con un gran sueño.

¿Cómo nace la posibilidad de llegar a O’Higgins?

Habían varios equipos de Chile que querían contar conmigo. Uno de ellos, el que más quería llevarme, fue Huachipato. En su momento estaba peleando mano a mano con O’Higgins. Ahí hablaron con mi representante: “O’Higgins tanto, tanto; Huachipato, tanto, tanto”. Listo, ofrecía más Huachipato. “Bueno, voy a Huachipato” (risas). Saco los pasajes, estaba todo arreglado. Pero en su momento Cristian Abumohor viaja a Argentina y se reúne con mi representante y se canceló todo lo de Huachipato y vine para acá. Cristian hizo un gran esfuerzo. Y bueno, dejé pagando a Huachipato (risas).

¿Cómo fue la crítica inicial el año pasado hacia los extranjeros por el mal rendimiento en O’Higgins?

Yo lo tomé con tranquilidad, sinceramente. Yo siempre digo, a los equipos que llegué, al principio me cuesta. Me cuesta empezar a adaptarme, tomar confianza. En el momento que empezamos acá, empezamos de la mejor manera. Apenas vine dije, yo quiero ser protagonista y quiero pelear el campeonato. Predispuesto a hacer lo mejor por el club. Pero bueno, es su momento sé que por ahí la gente estaba un poco impaciente porque no salían las cosas, no era lo que ellos esperaban de varios jugadores extranjeros. Pero gracias a Dios, con el tiempo se fueron dando las cosas, saliendo las cosas como yo quería y la gente valora eso. Yo siempre tuve el apoyo de varios hinchas, en las buenas y en las malas y eso se valora. A esas personas les estoy muy agradecido.

¿Crees que puedes llegar a trascender en el equipo, tal como Desiderio, Alfaro, entre otros?

Seguro. Al club donde yo llego, siempre quiero ser bien visto por la gente, y el día de mañana que digan “Enzo Gutiérrez realmente fue uno de los valores más grandes que tuvo O’Higgins”. Y quién dice que por ahí, con el correr del tiempo, uno quiera seguir, porque esa es la verdad. Yo voy con tranquilidad, con humildad, haciendo las cosas bien. Hoy en día todo lleva a hacer las cosas bien, pero con tiempo. Creo que estoy en un momento bueno, que si Dios quiere, espero que sea mucho mejor, y que la gente el día de mañana tenga ese respeto y diga, “Enzo Gutiérrez pasó por O’Higgins, y realmente dejó su huella acá en Rancagua”. Y el día de mañana, cuando cumplan cien años, estar al lado…Me gustaría que me llamasen para estar presente en ese aniversario tan especial para la Institución.

¿Sientes el cariño de ser uno de los referentes del plantel?

Sí. Sinceramente creo que me lo hacen saber en el momento que estoy en la cancha…y cuando estoy afuera también. Cuando por ahí ando por las calles de Rancagua. Realmente me siento esa persona valorada. Creo que ese cariño que la gente tiene por mí, creo que yo me lo gané; a fuerza de sacrificio, de entrega y de fútbol, que es lo que todos quieren. El hincha de O’Higgins siempre pide ese esfuerzo, que como dicen todos, que moje la camiseta y que deje todo en la cancha. Yo me caracterizo por dejar todo en la cancha, hacer un buen juego y entregar todo por el equipo. Y creo que hoy en día, todo el equipo está tratando de hacer eso. Así que esperemos que al final de campeonato podamos tener una alegría, y la ilusión de salir campeón está siempre.

¿Qué te paree que no tengas un reemplazante natural en tu puesto…es una carga?

El año pasado me tocó estar en casi todos los partidos, me perdí un solo partido en todo el año, de toda la temporada. Y yo eso siempre lo valoro mucho, porque nunca quiero tener lesiones, no me gusta que me expulsen, siempre quiero estar en todos los partidos al ciento por ciento, para el equipo. Pero hoy en día, a veces siento impotencia, porque quiero estar ahí, porque al equipo a veces no le salen las cosas, y me pongo enojado.
En el tema de las lesiones, falta ese recambio que por ahí a veces no tenemos. El año pasado creo que nos pasó lo mismo. Teníamos muchos juveniles…a los juveniles hay que darles oportunidades, pero a veces se necesita también gente de experiencia que esté afuera a la expectativa. A los chicos que les tocó jugar, lo hicieron bien, pero falta ese peso. Pero el equipo, estando todo bien, estamos para grandes cosas.

¿Piensas cumplir tu contrato o emigrar a otro club?

Yo siempre me pongo a pensar en eso. Me queda contrato en O’Higgins hasta el 2012, y siempre lo digo, me gustaría terminar el contrato. Pero siempre cuando llegan ofertas buenas de afuera, uno quiere lo mejor para el futbolista. Acá uno siempre quiere emigrar para Europa, porque quiero progresar económicamente. Porque uno juega al fútbol, sabiendo que es algo que económicamente puede salvar muchas cosas. A mí me gustaría, de verdad, terminar el contrato en O’Higgins. Yo lo que más quiero este año, es hacer un buen campeonato, y si me toca irme, que sea beneficioso para mí y para el club.
Yo sé que el hincha dice, “si se va, que se vaya afuera, que no juegue en otro club de Chile, y menos al Colo” (risas). Si me toca irme, que sea para un club de afuera, es lo que yo quiero. Pero bueno, acá siempre sondean, están mirando.

¿Con el plantel, tienen claro lo que significaría el campeonato, un torneo internacional…?

Yo estoy consciente. A veces me pongo a pensar que sería histórico y en sí, lindo, para el jugador que está ahora vistiendo la camiseta de O’Higgins. Sería algo muy lindo y que la gente siempre recordaría este momento que está esperando ansioso, y que el día de mañana van a recordar a estos jugadores que saldrían campeones por primera vez en su historia. Ojalá que sea este año, o el año que viene, pero estoy seguro que si es una vez, van a venir muchas más. Es la primera la que cuesta, pero ahí, estoy seguro que van a venir muchas más. Estoy consciente que es algo que cambiaría mucho a la ciudad. Rancagua en sí, la mayoría son todos de O’Higgins. Donde tú vas, siempre hay un banderín, una camiseta. Algo de O’Higgins siempre hay. O’Higgins es Rancagua. Uno lo vive de la manera como ustedes lo dicen, cuando vienen equipos de Santiago, es Rancagua contra Santiago, y uno lo toma así.

Entrevista: Francisco Ortiz & Juan Caroca

En los próximos días tendremos a disposición de ustedes la segunda parte de la entrevista y el video donde Enzo se dirige hacia los hinchas Celestes.

FacebookGoogle+TumblrGoogle GmailEmailYahoo MailPrintBlogger PostWordPressBookmark/FavoritesShare

25 Comentarios

  1. Bien buena la primera parte de la entrevista, hubieron parte donde la piel se me puso de gallina.
    Grande Enzo ke siga en la misma tonica de mojar la camiseta.

    Espero la segunda parte luego. Felicidades buen trabajo :)

  2. Excelente primera parte de la entrevista, Enzo es un grande tanto dentro como fuera de la cancha, ojala cumpla su objetivo y nos regale la tan ansiada primera estrella, desde ese momento pasaría a ser leyenda, grande Enzo, saludos.

  3. Muy buena entrevista, grande Enzo, se nota k eres un tipo humilde k kiere llegar lejos, esperemos que nos des esa ansiada estrella y te aseguro ke jamas en la vida te olvidaremos los hinchas.. te hariamos un monumento afuera del estadio :vol:, de todas formas ya te ganaste un espacio en el corazon de los hinchas por tu humildad y sencillez como persona..
    Grande Enzoooooo
    Grande Ohiggins de Rancaguaaa

  4. simplemente Genial la entrevista muchachos….gracias por hacer estas cosas para los hinchas celestes!! muy acertadas las preguntas y entretenidas..ya que asi se va conociendo a uno de los jugadores mas importantes del equipo…saludos a todos los que trabajaron en esta nota :)

  5. notable cuando dice “si se va, que se vaya afuera, que no juegue en otro club de Chile, y menos al Colo” al menos me identifica esa frase en un 100%

  6. Llegarás lejos con esa humildad Enzo, que bueno que los niños en la Gamboina estén conectadas con gente como tú para enseñarles lo dificil que es llegar lejos, sin duda serás recordado si partes alguna vez del equipo y como dice Hernan la entrevista tiene mucho de emoción….Ojala si te vas sea con una estrella con ohiggins…

  7. Como dice un amigo en los posteos a mí también se me pone la piel de gallina al escuchar estas palabras de Enzo, sin duda es el valuarte que hoy tiene o”higgins en sus filas, moja de una manera la camiseta y espero que lo sigas haciendo así por la institución,debes estar tranquilo Enzo ya ocupas un lugar en todos los corazones de los hinchas celestes con tu humildad y empatía, sin más decir que humilde eres, recuerdo hace unos días atrás iba caminando por el mall del centro de repente veo a Enzo acompañado con Fernando de La Fuente, me acerco a ellos solo para saludarlos o darles la mano y brindarles mi admiración por lo que estan desempeñando hoy en día en el campeonato, y que tal cercanía con el hincha estuvimos hablando casi 10 minutos de ohiggins, que tan humildad para pararse y que te regalen unos minutos de su tiempo para conversar contigo, habla de una calidad de persona increíble y humilde y siendo así llegarás muy lejos.

    Sin duda todo futbolista espera surgir y partir a jugar al extranjero, espero que eso pueda concretarse en tu carrera de deportiva y brilles en Europa, pero si después ( ja , ja ) espero que puedas cumplir el contrato que tienes con o” higgins por que eres demasiado importante en el equipo y espero y deseo que al final del apertura te vea a ti recibiendo nuestra primera copa de campeonato, nuestra primera estrella.

    Si te toca partir te deseo mucho exito en donde juegues y con la garra que has mostrado en el club sin duda las puertas quedarán demasiado abiertas para tu retorno.

    Suerte Enzo un abrazo y regalanos esa tan ansiada estrella para el pueblo celeste.
    Felicidades a todo el equipo que hizo posible esta entrevista, espero la segunda parte.

    PD: Podría ser que la próxima entrevista fuera al pupi vasquez o Fernando de la Fuente

  8. excelente la entrevista

    Humildad y esfuerzo, cosas con la que la gente de Ohiggins se identifica. Bien Enzo, en la cancha y sus declaraciones. Ojala se de todo, el irse a europa y los triunfos y la leyenda en Rancagua

    esperamos la 2da parte

  9. exelente enzo sin duda uno de los grandes referentes hoy en dia de O’HIGGINS ..siempre se nota que quere la celeste por eso cuando no esta las cosas derrepente cuestan ojala que sus intenciones se lleven de forma concreta y el CAPO pueda bajar la primera estrella del cielo sin duda alguna pasariaa a ser un gran idolo el Enzo ..

    Grande O’HIGGINS

  10. Don Enzo:
    Se nota el hombre centrado y humilde, pero que conoce sus fortalezas. Sin duda un real aporte al club. Espero que puedas levantar la Copa este 2011 y puedas realizarte en Copa Libertadores y te puedas ir al extranjero como tu quieres. Eres un GRANDE y por ser así como persona y jugador te mereces el respeto de tu fiel hinchada. La entrevista un 7.

  11. vamos Enzo seguí escribiendo páginas de gloria en tu historia deportiva, pero recordales siempre que vas a terminar la misma en el glorioso Juventud Unida de Charata -Chaco-Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *